BUDA

Rate this post

Buda estaba, junto a otros perros, en un terreno cerca del Grao de Castellón. En este terreno, una persona iba a ponerles de comer y se preocupaba de que no pasasen hambre. Con su buena voluntad, aceptaba cuidar y acoger perros, hasta que llegó un momento en el que el trabajo sobrepasó sus capacidades. Aceptarnos hacernos cargo de los perros que tenía allí, y así es como Buda llegó a nosotros.
No sabemos nada del pasado de Buda, pero le conocemos bien en su momento presente. Es un cruce de pastor alemán con un pelo extremadamente esponjoso y peculiar y pesa alrededor de 30kg. El veterinario calcula que nació a principios de 2013, por lo que todavía es un perro joven con muchas cosas por vivir.
Buda es un perro tan mimoso que nunca tiene suficiente atención: pide cariños como si se fuesen a acabar. Además, es muy curioso y le gusta comprobar en primera persona qué está ocurriendo a su alrededor, por lo que nunca más estarás a solas.
Sin embargo, es bastante celosón y hay pocos perros que le caigan bien. Con los humanos es muy cariñoso, pero con otros perros es un poco follonero y disfruta de ladrar y espantarlos. Tampoco le gustan los gatos, así que Buda busca una casa en la que sea el hijo único consentido, que en realidad lo que se merece ser. Cuando descubra que es el rey de la casa, ya tendrá tiempo de hacer amigos y tratar con otros perros.
Tuvimos que operarle de los ligamentos de las patas traseras, por lo que recientemente ha pasado un tiempo con una familia de acogida: nos dicen que en casa es un perro perfecto y se porta genial. Sabe relajarse cuando toca, pero siempre está dispuesto a jugar o irse de paseo. Cuando encuentre alguien que se enamore de él no va a costarle nada adaptarse a sus normas y su rutina.
Hay perros listos y hay perros inteligentes: Buda es las dos cosas. Es inteligente porque aprende muy rápido, mucho más rápido de lo que podíamos esperar; pero también es un listillo que sabe salirse con la suya. Es un campeón tozudo que persiste y será capaz de darle mil vueltas hasta conseguir lo que quiere.
Poco después de encontrarnos con él, Buda encontró una familia que quería adoptarlo. Sin embargo, los análisis fueron positivos a leishmania y volvió a la protectora. Actualmente tiene la enfermedad muy controlada: solo tiene que tomar una pastilla al día y cada vez los análisis de sangre salen con mejores resultados. Hace una vida absolutamente normal, y si le das la pastilla junto a un poco de paté, hasta desea que llegue la hora de tomársela.
Buda está esterilizado, chipado y tiene sus vacunas al día. Está preparado para encontrar a su familia definitiva.

Si no puedes adoptarlo pero quieres que Buda forme parte de tu familia, puedes ¡apadrinalo!

Apadrinar a Buda


Conoce a Buda y a sus amigos en este vídeo que hemos preparado para tí:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.