MAGDA

4.3 (86.67%) 6 votes

Magda es una podenca blanca y de pelo largo que llevaba por lo menos dos años vagando por la montaña de la Magdalena. Nuestras voluntarias le seguían la pista y la alimentaban, pero no conseguían acercarse a ella. Magda tenía cachorros cada año, a los que buscamos familia así como fueron independientes, para evitar que se criasen en la calle.
Cuando empezó 2018 nos dijimos que teníamos que ir a por Magda antes de la romería de la Madgalena, y que los peligros de la calle, la soledad y las camadas se habían terminado para ella.
Así fue, porque Magda entró en la jaula trampa en febrero, justo antes de las fiestas. Ya que estaba muy delgada y no le gustaba la gente, la llevamos a una residencia y quisimos darle un tiempo a recuperarse antes de esterilizarla.
Nuestra sorpresa cuando apenas un mes después de tenerla con nosotros tuvo una camada muy numerosa y Blanca, Nieves y sus siete hermanitos (que os enseñamos en un vídeo) nacieron por sorpresa. Todos los cachorros fueron dados en adopción.
Físicamente, Magda está completamente recuperada. Todos los cachorros ya están destetados y ella está, vacunada, con chip y desparasitada. Es una perra de tamaño mediano tirando a grande, ya que ahora que está en buena forma física, pesa en torno a los 30kg.
Psicológicamente, esta madre coraje que tanto tiempo sobrevivió sola, nos ha sorprendido. Llevábamos tanto tiempo detrás de ella mientras huía de los humanos que pensamos que tardaría mucho en recuperarse. Sin embargo, esta campeona ya no solo acepta que haya humanos cerca, si no que permite que la toquemos.
Como su recuperación está siendo tan rápida no queremos perder el tiempo: queremos ver adónde es capaz de llegar Magda junto a una familia que pueda dedicarle tiempo, cariño y paciencia. Admitir nuestra presencia solo es el primer paso, y todavía le queda camino que recorrer hasta ser una perra cariñosa y familiar, pero sabemos que puede llegar ahí.
Por eso, Magda busca una casa familiar. Que le pueda proporcionar rutinas y certezas, que además tenga paciencia para adaptarse a ella mientras le quede algo de miedo y que pueda acompañarla hacia su conversión en la mejor perra del mundo.
Magda es tranquila y paciente. Se lleva bien con todos los perros y con ellos es diplomática y tolerante: es una perra sabia que ha tenido que sobrevivir sola durante mucho tiempo y evita toda clase de conflicto, pero también de agitación.
Buscamos una familia que esté a su altura, que no se quede en la exultante belleza de esta podenco de pelo largo, y que también sea capaz de ver su belleza interior, que de momento solo está empezando a florecer.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.